Consejos para adelgazar con el chocolate

Categoría: consejos-chocolate · Publicación: · Autor:

Mucha gente, tanto hombres como mujeres, busca quitarse esos kilos de más y no volver a recuperarlos. Lo que más suele costar en estos casos es no comer los caprichos que tanto nos gustan, y más especialmente los dulces.

Pero los amantes del chocolate están de suerte, ya que un estudio químico-analítico demostró que el chocolate además de tener un alto poder energético posee propiedades nutritivas que ayudan a adelgazar. La estrategia para perder peso comiendo chocolate consiste en combinar la absorción de chocolate con alimentos ricos en fibra, como pueden ser las frutas, legumbres, verduras o los cereales integrales. Esto es bueno debido a que el chocolate engorda menos cuando lo comemos acompañado de nutrientes ricos en fibra, pues la fibra obstaculiza la absorción de los azúcares del chocolate.

Eso sí, la base de esta dieta se basa en respetar la dosis diaria de chocolate, establecida en 6 onzas al día. Esta cantidad de chocolate debe ingerirse en una sola toma, preferiblemente antes de la merienda, ya que después de esta hora el organismo no dispone del tiempo suficiente para quemar la energía aportada por el chocolate.

Esta dieta es perfecta para los más golosos que además quieran bajar de peso sin deprimirse ni sufrir ataques de ansiedad. Se puede realizar durante un mes entero, aunque lo más aconsejable es seguir esta dieta durante 15 días seguidos y después alternarla con una dieta de mantenimiento de un mes de duración.

Menú dietético para la dieta del chocolate

Bebidas: Agua, zumos naturales e infusiones.

Carnes: Sobre todo se recomienda la carne blanca, aunque también se puede incluir ocasionalmente ternera o cordero.

Pescados azules: Atún, bonito, boquerón, salmón, sardina, anguila, caballa y angulas.

Pescados blancos: Bacalao, lenguado, gallo, merluza, besugo, mero, lucio y carpa.

Mariscos: Langostinos, langostas, gambas, cigalas, camarones, cangrejos de mar, nécoras, percebes, ostras, berberechos, almejas y mejillones.

Legumbres: Lentejas, judías, garbanzos y alubias.

Verduras y hortalizas: Repollo, coles de Bruselas, berenjenas, espinacas, alcachofas, coliflor, calabacín, espárragos, cebolla, habas, pimiento, zanahoria, tomate, pepino, lechuga, judías verdes y acelgas.

Lácteos: Leche, yogurt, queso, cuajada y requesón, prefiriendo los desnatados y los enriquecidos con vitaminas y minerales.

Pan: Pan de molde integral o biscotes integrales tostados.

Huevos: No se debe abusar de ellos aunque sí que están permitidos.

Cereales, pasta y arroz mejor si son integrales.

La manera de cocinar es fundamental para tener éxito en el plan de adelgazamiento. Evita comer alimentos fritos, siempre que puedas cocínalos al vapor, a la plancha, cocidos o asados. Se recomienda cocinar usando la menor cantidad de grasa posible, por lo que con dos cucharadas pequeñas de aceite de oliva al día será más que suficiente. También se recomienda eliminar los aceites animales como la manteca y la mantequilla, debido a su nivel excesivo de grasas saturadas.


Tenemos más noticias de esta misma categoría